martes, 21 de febrero de 2012

Calaveras a Estribor ~Capítulo 5: La misteriosa joven

El pirata asesinado había escogido su destino por intentar demostrar su masculinad a una chica. Ella tenía una larga melena oscura con mechas castañas y rubias, su extremada belleza ejercia un atrayente influjo a los que la contemplaban.
No obstante, los piratas despertados de su letargo debido a la pérdida de un compañero sacaron los aceros a la escena.

Quimera se levantó y avanzó, cuidando sus pasos, hacia la joven de ojos verdosos y claros debido a un oportuno rayo de sol que la alumbraba. Con gesto calmado animó a sus lacayos a bajar las armas, y se dirigió a la asombrosa joven.

-Tienes valor para acabar con uno de mis hombres, pero desgraciadamente has optado por el menos hábil de ellos-convencido y desafiante, clamó-¡Pagarás por ello!
-Inténtalo y eres hombre muerto-cubrió su rostro cruzando sus espadas, la camisa negra enfundada en un chaqueta azul larga, se desinfló pues estaba conteniendo la respiración.
-¡Je! hay que reconocer tu valía-se echó las manos al cinturón interno de su camisa, y sacó dos dagas- es una pena que no vivas para contarlo.
 Lanzó con maestría una de las dagas apuntando hacia su pecho, pero la chica con grandes reflejos hizo un giro con la cadera y esquivó el puñal.
-Buenos reflejos.
-¿Podré decir lo mismo de tí?-una sensual voz cameló el corazón de Quimera y no pudo reaccionar hasta el momento preciso. La joven había empezado a correr con las doradas empuñaduras en sus manos y con las plateadas hojas dispuestas a matar. Saltó encima de Quimera, y justo cuando se acercaban las hermanas mortíferas a rebanar la vida del capitán, éste pudo hacer un amago y despedirse de la muerte.

La muchacha morena cayó al suelo y fue desarmada por dos piratas, la sostuvieron de los brazos para que no pudiera escapar.
-¿Qué hacemos con ella, capitán? ¿Acabamos con ella?-sugirió uno de ellos.

Quimera contrariado por su dubitativa forma de luchar por culpa del embrujo que provenía de su encantadora forma de moverse y hablar, dijo:
-Soltadla, me gustaria hablar con ella.
Los piratas sorprendidos se mostraron inconformes por la decisión, pero una mirada sombría de su capitán les obligó a soltarla.
-Dejádnos solos-Quimera se sentó e invitó a la joven a un vaso de ron.

Un cuchicheo de los piratas sonaba como un clamor de árboles a punto de ser talados, en los oídos de Quimera. Mientras ellos despotricaban sobre la hombría del capitán.

-¿Cuál es tu nombre? -preguntó Quimera.
-Saphiro- la joven dudó ante la rara actitud amable de su ex-contrincante.
-Tienes más valor que toda mi tripulación...-hizo una pausa e ingirió un trago de ron-..me conmueve esa habilidad. ¿Cómo la adquiriste?
-Es una larga historia, aunque no creo que debas interesarte por mí.

Quimera sonrió y por una vez no era sarcasmo.
-Me gusta esa actitud, comenzaré por explicarte yo mi historia.
-No estaría mal escucharla, no tengo nada interesarte que hacer...quizás te cuente la mía si me convences con la tuya-Saphiro le siguió el juego y comenzó un cruce de historias compartidas.

4 comentarios:

  1. Esto es favoritismo. A mi me dejas con la intriga entre capitulos y a ellos se los pones todos seguidos!! D8<

    ResponderEliminar
  2. xP pero tu los lees antes que nadie JUM

    ResponderEliminar
  3. Pero sigue, leches, sigue >.< Menos mal que subes los capítulos de dos en dos xDD Creo que el capi se nos ha enamoraoo!! (8)

    ResponderEliminar
  4. El cuore del capitán Quimera va a ser robado por la misteriosa Saphiro~! *-* <3

    ResponderEliminar